Los rocieros de la filial de San Fernando realizaron este pasado fin de semana la anual peregrinación a pie por el Coto de Doñana hasta la Ermita de la Virgen del Rocío.

Un buen número de hermanos y devotos que quisieron sumarse este año -aún con la adversidad del tiempo- a una actividad que en los últimos años ha contado con una alta participación y que sirve también de primera aproximación al mundo rociero a muchos isleños.

La peregrinación finalizó con la llegada al Rocío en el mediodía del domingo donde se realizó posteriormente un almuerzo de confraternidad. (ISLAPASIÓN).