Más de 500 personas participaron ayer en la segunda edición de la carera solidaria de la Hermandad de la Misericordia que recorrió el sendero del Carrascón y la Ronda del Estero, una ruta de unos ocho kilómetros. 

La prueba, organizada por la hermandad de la Misericordia con un marcado carácter solidario destinará la recaudación íntegra a la asociación "Con aires de ilusión", que lucha contra el cáncer infantil.

Más de 350 corredores, muchos de ellos pertenecientes a distintos clubes de atletismo, tomaron parte en la prueba competitiva, a la que siguió, por el mismo recorrido, la ruta solidaria a pie, con un centenar de participantes. 

El mejor tiempo, según la clasificación general de la prueba, lo consiguió Luis Figueroa García-Cubillana, que completó el recorrido en 26 minutos y 46 segundos. (ISLAPASIÓN).

Galerías: