La Hermandad de Columna ha dado a conocer la papeleta extraordinaria que tendrán los hermanos que participen el próximo 12 de octubre en la salida procesional extraordinaria con motivo del CXXV aniversario fundacional.

La misma ha sido realizada por Silvia Ortego Jiménez, licenciada en Bellas Artes en la Universidad de Sevilla y miembro del Colegio de Doctores y Licenciados en Bellas Artes.

La papeleta extraordinaria no tendrá ningún coste para los hermanos que deseen participar en el cortejo el próximo 12 de octubre.

La misma es de estilo renacentista y está cargada de simbología relacionada con la Hermandad de Columna y con la salida de carácter extraordinario.

Comenzamos con sus origines en la parte alta de la papeleta, con el dibujo de la puerta del Arsenal de la Carraca, por el lugar de trabajo de los fundadores y primeras Juntas de Gobierno. Se añade en este lugar el lema de la efemérides "Columna Tui Salus Nostra".

El escudo de la hermandad con dos banderas a cada lado, una con los colores de la hermandad, y la otra con los colores de la Bandera Nacional, por el día de la Hispanidad.

La imagen de los dos gallos simbolizan las negaciones de San Pedro que está relacionada con los orígenes de la corporación cuando en las primeras salidas procesionales el paso de misterio iba acompañado dentro del cortejo de un pequeño paso con la imagen de San Pedro, y con un gallo disecado sobre una pequeña columna.

Decoración imitando los bordados de un mantón de manila en las "pechinas" (incluyendo el gallo), referente al carácter de júbilo de la celebración y haciendo un pequeño guiño a la banda de las Cigarreras, que acompañará al paso de misterio, ya que era tradicional el uso del mantón por las Cigarreras de Sevilla, en la antigua fábrica de tabacos.

Los crisantemos representan una historia importante en la corporación y que la identifica cada Domingo de Ramos en el paso de palio de la Virgen de las Lágrimas.

El color morado de fondo, simboliza el carácter penitencial de la hermandad estando, en la parte baja de la papeleta, algo que no podía faltar, la sede canónica, abrazada por las casas que forma el barrio, y donde cada tarde del Domingo de Ramos esperan los vecinos. (ISLAPASIÓN).