Todo apuntaba a una Semana Santa completa. Desde 2001 no se vivía una con todas las hermandades haciendo su estación de penitencia completa sin temor a las inclemencias meteorológicas. Hasta la Hermandad del Rosario todas habían podido salir y recogerse sin mirar al cielo. Quedaba la última, la que da sentido a toda la fe, la Resurrección. Y no pudo ser.

Desde la mitad de la semana los partes meteorológicos apuntaban a una intensa lluvia -incluso con peligro de alerta amarilla- para la mañana, tarde y noche del Domingo de Resurrección, y no falló. A la hora que la hermandad debería estar en la calle caía sobre la ciudad un gran aguacero, tal como habían indicado todos los partes.

La junta de gobierno de la Resurrección se reunía ayer por la  noche tal como adelantaba ISLAPASIÓN para tomar una decisión, pero prefirieron dejarla para la misma mañana de hoy por si los partes meteorológicos cambiaban algo. No tenían problema con la Agrupación Musical Virgen de las Lágrimas y eso alargó la espera de tomar la decisión.

La misma fue tomada minutos después de las siete de la mañana. La hermandad no saldría y la iglesia de San José Artesano estaría abierta -a diferencia de la noche del Viernes Santo al paso de la Hermandad del Rosario- para la visita de los cofrades de La Isla. El Hermano Mayor lo comunicaría horas más tarde a los hermanos reunidos en el templo en el que se realizó una oración conjunta.

Segundo año sin salir de esta joven hermandad en la que el número de hermanos se merma y el mayor porcentaje del cortejo que hoy debería salir a la calle está compuesto por las representaciones de las distintas hermandades de la ciudad.

La Semana Santa se queda sin su final, sin ver a Jesús Resucitado por el Parque Almirante Laulhé, sin una estampa que ya suena a un pasado algo distante. De nuevo la cuadrilla de hermanos sigue sin estrenarse desde su creación y tampoco se ha podido ver a una de las mejores formaciones musicales del momento -la Agrupación Musical Virgen de las Lágrimas- tras el paso de Cristo Resucitado con el cambio de estilo musical.

Habrá que esperar otro año más. La Semana Santa de La Isla se queda de nuevo incompleta. (ISLAPASIÓN).

Galerías: