Tan solo unos días después de la salida procesional de la gaditana Virgen de la Merced se ha confirmado la dimisión como Hermano Mayor de esta corporación de José Luis Piulestán.

El que hasta la fecha llevaba seis años al frente de la corporación del barrio de Santa María ha presentado su renuncia al cargo alegando cuestiones personales relacionadas directamente con la salida del pasado domingo.

El propio Piulestán hacía público el pasado lunes unos mensajes en su cuenta de Twitter en los que pedía perdón "a todos y cada uno de mis hermanos de la Archicofradía de la Merced" por su conducta durante la procesión de la Virgen. "No supe estar a la altura", afirmaba, añadiendo que "no hay ninguna justificación".

El futuro de la hermandad queda por tanto a merced de la decisión que tome el Secretariado Diocesano que podrá nombrar un Hermano Mayor entre la propia Junta de Gobierno para que continúe el tiempo necesario para convocar un nuevo cabildo de elecciones o podrá darse la circunstancia de la intervención de un comisario que, igualmente, prepare la senda de un nuevo cabildo de elecciones.

Recordamos que en este segundo mandato al frente de la hermandad a José Luis Piulestán y su Junta de Gobierno le restaban aún dos años -mitad del mandato en curso-. (ISLAPASIÓN).