El Consejo local de Hermandades y Cofradías de San Fernando mediante una nota de prensa ha querido manifestar públicamente que, aun respetando la libertad de cada persona o asociación a expresar sus sentimientos, el Consejo, las hermandades y cofradías que la integran, el Arciprestazgo de San Fernando y la propia Iglesia Diocesana, no tienen relación alguna con la procesión civil que tendrá lugar –por segundo año consecutivo- el próximo viernes día 12 de octubre por las calles de San Fernando.

El Consejo de Hermandades entiende "que toda procesión o culto externo debe corresponderse o ligarse a una manifestación pública de fe que brota de la creencia de los cristianos regulada por las asociaciones públicas o privadas de fieles, debidamente regladas por el Derecho Canónico y con el reconocimiento y aprobación de la Iglesia, como testimonio de fe y compromiso de vida cristiana" así como asegura en el comunicado que "las imágenes bendecidas, son veneradas y reciben cultos en los templos como ayuda a los fieles para crecer y profundizar en los misterios de Jesucristo, su bendita Madre la Virgen María o bien la vida de los Santos".

Igualmente, se añade en este documento "los elementos y signos religiosos usados no son objetos meramente decorativos o artísticos, sino que debe tener una correspondencia directa con la fe del cristiano".

Es por ello que desde el Consejo con el apoyo expreso del Arciprestazgo de San Fernando y de nuestra Iglesia Diocesana por medio del Secretariado para las Hermandades y Cofradías pedimos explícitamente la no participación de los cofrades de la ciudad en estos actos así como la negativa de hermandades y cofradías a colaborar en cuantos menesteres se requieran por parte de estas manifestaciones alejadas del sentido de la Iglesia.  (ISLAPASIÓN).