El pasado sábado un buen número de rocieros isleños se congregó ante la Blanca Paloma en su ermita para participar en la sabatina que cada semana se lleva a cabo en este lugar de peregrinación mundial.

En esta ocasión había un motivo más y es que el coro rociero de nuestra ciudad "Romeros de La Isla" era el encargado del acompañamiento musical de esta eucaristía.

Muchos rocieros isleños quisieron estar en esta jornada histórica para el coro así como de preparación para lo que vendrá en menos de diez días con la salida extraordinaria de la Santísima Virgen con motivo del centenario de su Coronación. (ISLAPASIÓN).