Quizás sea una de las cosas del 250 aniversario fundacional de la Hermandad del Nazareno que más en secreto se haya trabajado.

Tras la negativa por parte del Obispado a que la Virgen de los Dolores procesionara en la salida extraordinaria –se pretendía que también lo hicieran las imágenes de San Juan y la Magdalena de Servitas que pertenecieron a la hermandad de la madrugada del Viernes Santo- la Junta de Gobierno del Nazareno quería de alguna manera plasmar estéticamente los dos siglos y medio de historia de esta corporación –o al menos en lo posible patrimonialmente-.

Y se eligió para ello el Pontifical que el próximo viernes presidirá el Cardenal Amigo Vallejo en la jornada que se cumplen los 250 años de la fundación de esta corporación.

Para ello Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores se colocarán sobre el antiguo paso de esta hermandad –y que posteriormente pasaría a la Hermandad del Prendimiento de nuestra ciudad y que en la actualidad tiene la Hermandad del Amor de Chiclana- que ha sido traído hoy a la Iglesia Mayor para la ocasión gracias a la cesión para este acto por parte de la hermandad chiclanera.

Junto a Jesús Nazareno y la Virgen de los Dolores –que se situarán representando el encuentro de Jesús con la Virgen en la calle de la Amargura- acompañarán las imágenes de San Juan y María Magdalena que actualmente pertenecen a la Orden Servita. 

En la imagen que adjuntamos hacemos una recreación de lo que podrá ser -salvado las distancias, proporciones y estructura- la composición sobre el paso del Cristo del Amor de cara al Pontifical del próximo viernes. (ISLAPASIÓN).