La Virgen del Carmen discurrió por las calles de Puerto Real en la jornada de ayer con motivo de su festividad. Las calles de la Villa se engalanaron para verla procesionar como cada año.

Antes de la procesión se celebró una Solemne Función Principal de Instituto a la que asistieron numerosos fieles y que estuvo presidida por el sacerdote y director espiritual de la hermandad el Rvdo. Padre José Carlos Mellado González. Al termino la Eucaristía se cantó la Salve Marinera. 

La procesión salió por la puerta lateral del atrio de la Iglesia Prioral de San Sebastián pasadas las ocho y media de la tarde para regresar a su templo alrededor de la media noche. Durante el recorrido, que transcurrió por las calles Ancha, Amargura, Callejón del Obispo, La Plaza y Ancha hasta su templo, fue acompañada musicalmente por la  banda de música Virgen de la Estrella de Puerto Real.

La talla de la Virgen, que fue donada por el almirante de la Armada española Eduardo Gener y su esposa al finalizar la Guerra Civil y es obra del escultor valenciano Pío Moyano. 

El paso del la Virgen tiene unos 28 años y los respiraderos de alpaca fueron encargados gracias a la donación de una lámpara antigua de plata de ley que hizo el marino de guerra Ángel Carlier. Cuando la hermandad se reorganizó pudo, con la venta de la lámpara, mandar a hacer los respiraderos. 

La Virgen, que fue portada por la cuadrilla de hermanos costaleros de la cofradía, haciendo la primera levantá del paso el Subteniente de Marina Juan Alcedo, siendo el capataz Fernando Sánchez Roldán. (ISLAPASIÓN).

Galerías: