En una entrevista realizada en el programa Hoy por Hoy de Radio Cádiz el cofrade, investigador y empresario chiclanero Jesús Romero Montalbán ha salido al paso de la noticia que adelantábamos en ISLAPASIÓN el pasado martes y en la que confirmábamos que tanto él como el tallista isleño Juan Carlos García Díaz habían tenido durante estos más de diez años las imágenes de los ángeles que se utilizaban en el monumento de Semana Santa en la Catedral de Cádiz y que son obra de Luisa Roldán "La Roldana".

En esta entrevista al compañero Carlos Alarcón el empresario chiclanero asegura que está pasando mal estos días desde que el restaurador José Miguel Sánchez Peña sacara un artículo en el que afirmaba que estos cuatro ángeles no se encontraban en los fondos de la Catedral de Cádiz.

Igualmente Romero Montalbán asegura que esas imágenes llegaron hace 12 años a su poder ya que dos años antes -sobre 2004- conocío a Juan Carlos García Díaz ya que fue el que inició –y está haciendo todavía- el paso de la Humildad y Paciencia de Chiclana de la Frontera.

De esta amistad y por los trabajos realizados para su hermandad de Humildad y Paciencia Jesús Romero Montalbán asegura que el tallista isleño tuvo "el detalle de dármelas" afirmando también que "no pagó nada" por estas imágenes.

Sobre la procedencia de las mismas Romero Montalbán ha asegurado en la entrevista a Radio Cádiz que "Juan Carlos me comentó muy lejanamente que venían de un sitio que estaban limpiando -o algo de eso- pero que no era la Catedral, era otro sitio, con lo cual yo entiendo que tras estar en las catacumbas de la Catedral pasaron a otras dependencias".

Sobre la actuación tras conocer la noticia Jesús Romero asegura que el mismo día que aparece en los medios se puso en contacto con Juan Carlos García Díaz para hacer la devolución de las mismas algo que se llevó a cabo con la mediación del Rvdo. P. David Gutiérrez como intermediario con el Obispado de Cádiz.

Además el cofrade chiclanero ha asegurado que la idea podría ser que estos ángeles hubieran ocupado la capilla del Sagrario de la Iglesia Mayor de Chiclana puesto que por su tamaño venían acordes a este lugar del templo chiclanero que aseguró en la entrevista que "si hubiera querido lucrarme las hubiera vendido hace diez años". (ISLAPASIÓN).