En la noche del pasado domingo el Cristo de la Vera-Cruz de Puerto Real fue trasladado a su paso procesional en un solemne acto que se llevó a cabo en la Iglesia de San Francisco, lugar desde donde saldrá el próximo sábado para su participación en el Vía-Crucis Diocesano con motivo del 750 aniversario del traslado de la Sede desde Medina-Sidonia a Cádiz.

Con este acto se acortan los preparativos para esta magna jornada cofrade que se seguirá anunciando en los templos del centro histórico de Cádiz con la presencia de las distintas hermandades de la Diócesis que participarán dentro de cuatro días en este cortejo sin parangón. (ISLAPASIÓN).

Galerías: