La Virgen de la Amargura de la hermandad de la Vera-Cruz de Puerto Real fue trasladada el pasado domingo desde la Parroquia de San Agustín -donde estuvo expuesta en besamano- hasta la Parroquia de San Francisco -donde estaba el Titular cristífero de su cofradía.

La Titular mariana de la corporación puertorrealeña estuvo durante algunos días de la pasada semana en el templo de San Agustín rememorando que durante algunos años fue la Titular de la cofradía de Humildad y Paciencia de la capital gaditana radicada en este templo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: