Las calles de la feligresía del Santo Cristo acogieron esta tarde la tradicional procesión eucarística que pone fin al Triduo Sacramental que durante los últimos días ha celebrado la Hermandad de los Afligidos.

La procesión comenzó tras la dilatada Función con la que se clausuraban cuatro días de cultos eucarístico por parte de los cofrades de la Hermandad de los Afligidos.

Como en años anteriores se pudieron ver algunos altares montados al efecto por las hermandades de la parroquia durante el itinerario que estuvo acompañado por el párroco de la misma, el Rvdo. P. Rafael Pinto Vega.

Destacó especialmente el altar montado por la Hermandad de la Vera-Cruz en la puerta de la capilla del Santísimo Cristo de la Vera-Cruz. Además de los cofrades de Vera-Cruz y Afligidos el cortejo eucarístico estaba formado por el resto de grupos que conforman la parroquia. (ISLAPASIÓN).

Galerías: