Últimos retoques al altar de insignias. Último repaso a los detalles del paso de palio de la Virgen de las Lágrimas. Los candelabros del paso de misterio encendidos para que las velas bajen un poco y quedan tapadas por las tulipas. Es noche de Sábado de Pasión y ya solo queda esperar a una mañana de Domingo de Ramos jubilosa y una tarde resuelta en Columna y Lágrimas.

Los mayordomos revisan todo mientras los cofrades de Medinaceli preparan el monte para el paso de Jesús Cautivo. Existen ganas de cofradías y todo apunta a que el tiempo no va a ser impedimento.

Goteo incesante de cofrades que acuden al primer templo parroquial tras el amarre de los cargadores de la Virgen de las Lágrimas.

Ya es Domingo de Ramos en la Iglesia Mayor, rosas y jacintos en ambos pasos, y eso se nota en el ambiente. (ISLAPASIÓN).

Galerías: