La Hermandad del Nazareno inmersa en la celebración del 250 aniversario fundacional tuvo en la noche de ayer un nuevo acto de los programados para tal efemérides. Es el apunto musical del programa, el concierto previsto, que se quiso fuera algo distinto a lo habitual.

Para ello se proyectó un concierto de la Banda de Música del Carmen de Salteras que interpretó marchas procesionales junto a la escenificación de momentos de la Pasión de Jesucristo a cargo de la asociación de baile Leonor Álvarez-Ossorio.

Un espectáculo distinto a los que estamos acostumbrados cuando se habla de marchas procesionales y que fue del agrado del público que asistió al patio central del Castillo de San Romualdo. 

Tras este acto la Hermandad del Nazareno prepara ya los traslados a las parroquias que darán comienzo esta próxima semana. (ISLAPASIÓN).

Galerías: