La Cuaresma llega a su fin pero no sin antes un acto de los de toda la vida, el pregón de la asociación de Jóvenes Cargadores Cofrades (JCC) en el Sábado de Pasión. Esta exaltación, bajo el título "Cuando el cargador se hace pregonero... o el pregonero cargador" estuvo a cargo en la noche de ayer del socio de esta entidad, Juan Pedro García López.

El acto, que estuvo presentado por José Moreno Fraile, comenzó con la presentación del exaltador que corrió a cargo del vicepresidente de la asociación Pedro Rivero Lamas quien definió parte de la trayectoria de García López dentro del mundo de los pasos.

Cuando el pregonero apareció, junto al atril pregonero, tras subir el telón del Real Teatro, se encontraba formada en el escenario la Agrupación Musical Sagrada Cena de Cádiz quien comenzó a interpretar una marcha que servía de fondo a los primeros versos de Juan Pedro García en los que exaltaba -al igual que hizo en toda la noche- la figura del cargador de La Isla.

Además de este acompañamiento musical, el exaltador también usó el recurso del piano, de un saetero, de un músico de la Cruz Roja y hasta incluso su propia voz entonando a modo de cántico la letra de Serrat de "La Saeta". Un pregón con todos los acompañamientos posibles.

Pero si en la parte musical el pregonero quiso estar acompañado no dejó pasar la oportunidad de compartir el proscenio con otros compañeros de carga. Entre ellos los jóvenes que en esta Semana Santa llevarán los botijos de la asociación JCC y a los que dijo que "soy cargador por vosotros".

También pidió que subiera al escenario a Ángel Zapata López. Este gesto no es azaroso. Tanto García López como Zapata López son los dos candidatos que dentro de unas semanas optarán a la presidencia de la JCC, y Juan Pedro quiso tener un bonito gesto con Ángel, al que consideró su capataz y agradeció todo lo que le había enseñado desde su labor fuera del paso.

El hilo conductor del Pregón fue recorriendo los días de la Semana Santa desde el primero al último destacando el Domingo de Ramos y su especial vinculación con la Hermandad de Humildad y Paciencia o el Martes Santo con el recuerdo a Ignacio Bustamante Morejón.

Aplaudidos momentos que fueron desgranando folio a folio el Pregón de este cargador y capataz de La Isla que defendió las costumbres isleñas frente a nuevas tendencias foráneas.

El acto se completó con las marchas procesionales de la Agrupación Musical Sagrada Cena de Cádiz y las de la Banda de Música de la Asociación Maestro Agripino Lozano. En el intermedio de estas dos formaciones musicales se entregaron los diplomas acreditativos a los socios de la JCC que cumplían 25 años dentro de la nómina de la asociación.

Con este acto la JCC finaliza una Cuaresma plagada de actos cofrades y que dejarán paso en el día de hoy, Domingo de Ramos, a su verdadera misión: la carga de los pasos de las cofradías isleñas. (ISLAPASIÓN).

Galerías: