La Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco ha acogido desde las diez de la mañana la jornada de adoración al Santísimo que ha contado con afluencia de fieles de manera initerrumpida.

Durante la mañana han sido los colegios religiosos los que han llenado los bancos de la Castrense para seguir con cofrades y fieles en general hasta las ocho y media de la tarde cuando se ha llevado a cabo el Solemne Oficio de Vísperas con la procesión claustral, bendición y reserva estando presidida por el Arcipreste de la ciudad, el Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo.

Este acto, con el que ha finalizado la jornada que sirve de ecuador de la semana del Corpus, ha contado con la participación en el apartado musical del Coro San Juan de la Cruz de nuestra ciudad. (ISLAPASIÓN).