Aunque no está contemplado en las normas estatutarias de la Hermandad de la Misericordia la Virgen de la Piedad presidió el pasado sábado -por segundo año consecutivo- el rezo del Santo Rosario por las calles de la feligresía de la Divina Pastora.

Nunca se ha planteado a los hermanos pero el año pasado ya se realizó con motivo del 60 aniversario fundacional de la cofradía del Jueves Santo y este año se ha repetido a expensas que este culto público sea regulado convenientemente con la pertinente aprobación de sus hermanos.

A las ocho y media de la tarde se abrían las puertas de la Iglesia de la Divina Pastora para que el reducido cortejo de hermanos -en el que también figuraba la representación de la Hermandad de la Soledad- antecediera a la salida de la Santísima Virgen que era portada por cargadores de la cuadrilla de la hermandad.

Distintas calles del barrio de la Pastora hasta pasar por el lateral del Castillo de San Romualdo para volver de nuevo a la iglesia pastoreña tras el rezo de los misterios por parte de los hermanos de esta corporación. (ISLAPASIÓN).

Galerías: