Aunque coincidiendo con el sábado de la Romería del Rocío la procesión de Santa Elena se vio acompañada de público en la tarde del pasado sábado desde su salida a las seis y media de la tarde hasta que algunas horas después volvería a la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco.

Una procesión marcada por los estrenos en la talla del paso -que queda finalizada a falta de las imágenes que irán en las cuatro esquinas del canasto- y que contó con el acompañamiento musical de la banda de música de la hermandad del Nazareno. 

Un ritmo bastante correcto en la primera parte del itinerario: el que lleva a la hermandad hasta la Plaza de San José donde se reza en su interior y el paso encara la puerta de la capilla de los Desamparados. 

Más público en esta segunda parte del recorrido que acompañó tanto en la Plaza y calle de San José como al paso por la Alameda Moreno de Guerra a la Santa Emperatriz portada por una cuadrilla de hermanos de la corporación letífica más joven de nuestra ciudad.

Minutos antes de las once de la noche el cortejo volvía a la Castrense de San Francisco para concluir así una procesión marcada por un ambiente primaveral que acompañó para que el público arropara un año más a esta procesión. (ISLAPASIÓN).

Galerías: