Como es tradicional los peregrinos de la Hermandad del Rocío de San Fernando llegaron en la primera de las noches del camino a la playa de las Piletas en Sanlúcar de Barrameda donde se encontraron con los rocieros de la Hermandad de Ceuta. 

Allí se colocó el Simpecado en la carreta y tras la cena de confraternidad entre los romeros isleños se rezó el Rosario ante el Simpecado. Además de los peregrinos isleños son algunos los isleños que año tras año se acercan a este momento, el último antes del embarque que tendrá lugar esta mañana en Bajo de Guía.

Tras el rezo del Santo Rosario los cantes por sevillanas junto a una guitarra marcaron el final de la primera jornada. (ISLAPASIÓN).


Galerías: