Ni el frío de la noche ni la hora tardía pudieron con el calor de los hermanos de Columna que arroparon en la noche del pasado sábado a su Titular, María Santísima de las Lágrimas, en el rosario de antorchas extraordinario con motivo de la celebración del 125 aniversario fundacional de la cofradía.

Y es que aunque la mayoría de los actos principales de este aniversario estén enfocados al Titular cristífero de la hermandad el programa también reservaba momentos de carácter excepcional junto a la Santísima Virgen, y ayer era uno de ellos.

Pasadas las diez y cuarto de la noche -una hora inusual para este tipo de actos- se abrían las puertas de la Iglesia Mayor para que el cortejo formado por hermanos de la cofradía del Domingo de Ramos desfilaran antecediendo a la parihuela que era portada por hermanos cargadores sobre la que se mostraba de manera elegante la Virgen de las Lágrimas.

El viento hizo imposible que se viera con las piezas de candelería encendidas pero aún así y con la falta de luz en las calles del barrio de la Iglesia Mayor se pudo contemplar en plenitud la belleza de esta dolorosa en cada uno de los momentos del itinerario fijado.

El cortejo se recogió mientras la Virgen de las Lágrimas enfilaba la puerta de entrada a la Iglesia Mayor para ser posada junto al altar mayor antes de dar por finalizado este acto que fue amenizado con cantos propios a la Virgen durante todo el recorrido y entre cada uno de los misterios. (ISLAPASIÓN).

Galerías: