Esta mañana los cofrades de la Archicofradía Sacramental de Medinaceli han celebrado el tradicional rosario de la aurora que con motivo de la llegada del mes de mayo preside la Virgen de la Trinidad por las calles de la feligresía.

A las ocho y cuarto de la mañana se abrían las puertas de la Iglesia Mayor para que el cortejo que acompañaba a la Santísima Virgen discurriera por las primeras calles. La Virgen de la Trinidad sobre parihuela era portada por hermanos mientras que en las filas se rezaban los distintos misterios.

Este es el primero de los rosarios de la aurora que se celebrarán durante el mes de mayo y que cada año va perdiendo algunas citas puesto que o se suprime este tipo de culto externo o se pasa al formato vespertino con el rosario de antorchas.

El cortejo llegó a las nueve de la mañana de regreso al primer templo de la ciudad para la celebración eucarística con la que ha finalizado esta mañana para los cofrades de la corporación del Lunes Santo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: