El Simpecado de la Hermandad del Rocío de Triana, que el pasaso lunes se repuso al culto tras nueve meses de restauración protagonizó este jueves su anual traslado desde su capilla de la calle Evangelista hasta la parroquia de Santa Ana, donde un año más se celebrará la tradicional novena en su honor. El traslado dio comienzo al filo de las 20:00 horas y el itinerario fue: Evangelista, Pagés del Corro, San Jacinto, Plaza del Altozano, Pureza y Vázquez de Leca.

Ya del 27 de abril al 5 de mayo, cada día a las 20:15 horas, tendrá lugar la citada novena, que será oficiada por Manuel Palma Ramírez, párroco de Nuestra Señora del Mar de Sevilla, concluyendo el culto el domingo 6 de mayo con la Función Principal de Instituto, que dará comienzo a las 09:30 horas y será presidida por el director espiritual de la corporación rociera, Manuel Sánchez Sánchez. Ese mismo día, a la conclusión del oficio religioso, tendrá lugar el traslado de Simpecado desde Santa Ana a su capilla de la calle Evangelista.

La misa de romeros, también en Santa Ana

No obstante el Simpecado trianero no tardará mucho en regresar a Santa Ana ya que la misa de romeros para iniciar su 205ª Romería hacia la Aldea del Rocío también tendrá lugar este año en el templo parroquial del arrabal. Para ello, el miércoles 16 de mayo, a las 07:30 horas, el Simpecado será trasladado desde su capilla a Santa Ana, donde a las 08:00 horas dará comienzo la referida misa de romeros tras la que la corporación rociera de Triana, la más antigua de cuantas hay en la capital hispalense, comenzará una nueva peregrinación al Rocío, una cita a la que nunca ha faltado desde 1814. (ISLAPASIÓN).

Galerías: