La Virgen de la Hiniesta Gloriosa fue trasladada en la tarde del pasado jueves a la Catedral de Sevilla, donde presidió ayer, a las 20:30, el Pregón de las Glorias, que fue pronunciado por Juan Manuel Labrador. 

Con este traslado se ha abierto el ciclo de procesiones de gloria en la ciudad, que tendrá su continuidad durante los próximos fines de semana. Una vez celebrado el pregón, la imagen será trasladada a la parroquia del Sagrario, donde quedará expuesta en el presbiterio. 

El próximo 30 de mayo, la Virgen será trasladada hasta el altar del Corpus en la Plaza de San Francisco para volver en la tarde del jueves 31 a su parroquia de San Julián. (ISLAPASIÓN).

Galerías: