Fue en 1925, cuando la Virgen del Carmen era coronada canónicamente en Jerez de la Frontera, en la jornada del 23 de abril, en una ceremonia que se vivía en el Parque González Hontoria, en presencia del Rey don Alfonso XIII, convirtiéndose en un evento de enorme magnitud y trascendencia.

Por ello, cada año, en las fechas que rodean este penúltimo fin de semana del mes de abril, la Virgen del Carmen desciende de su camarín, y se da a besar en besamanos, en la Basílica situada en la Plaza del Carmen.

Y eso es precisamente lo que ocurrió este domingo, jornada en la que, hasta la misa de las ocho y media de la tarde, se pudo visitar a la Reina del 16 de julio, tras que durante la semana pasada se haya celebrado triduo en su honor. (ISLAPASIÓN).

Galerías: