El Santísimo Cristo de la Expiración, a hombros de sus hermanos, fue recorriendo anoche de manera silenciosa y entre oraciones y rezo de las distintas estaciones del Vía-Crucis las calles de la feligresía de San Francisco.

En el cortejo se pudo apreciar la nueva bandera corporativa de la hermandad bendecida en los últimos cultos cuaresmales de la cofradía del Jueves Santo.

En la presidencia del cortejo, junto al Hermano Mayor de esta cofradía, el párroco de San Francisco, Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo, iba realizando las meditaciones de las distintas estaciones.

La imagen salió poco después de las ocho y media de la tarde con aún luz natural que dejó apreciar de nuevo la imponente imagen del Santísimo Cristo con todos sus detalles. (ISLAPASIÓN).

Galerías: