El primer teniente de alcaldesa y delegado general del Área Municipal de Desarrollo Sostenible, Fran Romero, ha informado que el Área Municipal ha iniciado las tareas de limpieza de cera de las vías públicas para restablecer la normalidad en las calles de la ciudad en el menor plazo de tiempo posible una vez finalizada la Semana Santa 2018. De esta forma, el servicio de limpieza se ha reforzado de forma extraordinaria con dos hidrolimpiadoras para la retirada de la cera de la solería, un camión adaptado para la limpieza mediante agua a presión y con diversos medios humanos y técnicos

Como es usual, indica el delegado, este operativo se centra en aquellas vías más frecuentadas por los cortejos procesionales, como las calles Real, Rosario y García de la Herrán y la Plaza de la Iglesia. Romero subraya que estas labores se prolongarán las jornadas que sean necesarias y recuerda que durante la recién concluida Semana Santa el servicio de limpieza se vio reforzado por 68 jornadas.

Romero destaca la eficacia del tratamiento especial que, por tercer año consecutivo, se ha aplicado en el tramo de la Carrera Oficial para evitar que la cera se impregnara en la solería de la Calle Real. En esta ocasión, debido a los recientes temporales el tratamiento no se pudo aplicar de forma previa a la Semana Santa y tuvo que aplicarse al inicio de la misma.

“Tras una gran Semana Santa llega de nuevo el momento de que realicemos un esfuerzo para que nuestras calles y plazas vuelvan a la normalidad tras días de intensa actividad. Y es nuestra voluntad seguir mejorando y prestar un servicio más eficaz. De esta forma, los pliegos del nuevo contrato de limpieza y recogida de residuos contemplan de forma concreta entre sus mejoras un plan específico para la retirada de cera. Continuamos mejorando nuestros servicios sin perder nunca de vista las necesidades especiales de las tradiciones y festejos que nos hacen únicos, como nuestra Semana Santa, la mejor”, indica el primer teniente de alcaldesa.