Reto importante al que se exponían las hermandades del Lunes Santo con los sustanciales cambios realizados en horarios e itinerarios. Pero especialmente la Archicofradía de Medinaceli con un itinerario completamente nuevo que venía a poner en valor las calles de su barrio y un regreso en el que eliminaba el paso por la calle Ancha y el convento de las Capuchinas tras la marcha de las monjas de clausura.

Parece que todo cuadró, al menos en los encajes entre las hermandades, que cuadraron a la perfección incluso dejando minutos de margen para posibles incidencias de otros años,

Medinaceli salía de la Iglesia Mayor y con su ritmo cadencioso iba transitando por la Carrera Oficial. Especial mención a las primeras levantás de los pasos en recuerdo al que fuera Hermano Mayor de esta corporación fallecido el pasado año, Juan Moreno.

La cofradía salía de Carrera Oficial buscando la calle y plaza de San José un lugar especial para ver cofradías y que con Medinaceli supo a momento cofrade por excelencia. Sin duda un gran acierto el paso por este lugar.

De aquí al recorrido por las calles del barrio una vez dejado libre la Carrera Oficial para la Hermandad de Afligidos -que va con una velocidad superior- y entonces el cortejo de Medinaceli vuelve a su ritmo habitual, el de siempre, el que marca para ver desde la Cruz de Guía hasta el palio nada menos que una hora y trenta y cinco minutos. Quizás demasiado para un cortejo en San Fernando. Para que se hagan una idea la Hermandad de la Macarena tiene ese tiempo de paso para un cortejo de 3.100 nazarenos, algunos más que Medinaceli.

Pero el tiempo de espera para poder ver a Jesús Cautivo y la Virgen de la Trinidad no merma el público que se apostaba en las calles del barrio como San Nicolás o San Servando antes de que el cortejo saliera a la confluencia de Real para el siguiente reto: La Herrán y Murillo.

Calles complicadas para el paso de palio de la Virgen de la Trinidad que sorteó felizmente aunque estas maniobras, como se esperaba y contemplaba por la hermandad, hizo que el cortejo parara durante algunos minutos. Bella estampa la de este cortejo por estas calles estrechas como imágenes también muy especiales en el regreso ya a la Iglesia Mayor bajando por González Hontoria.

Menos público en estas últimas calles pero que si volvió para la recogida con el encuentro entre los Titulares de la cofradía previo a la recogida de ambos. 

Reto superado con creces el del nuevo itinerario que deja un único pero -que no es nuevo- importante inconveniente el andar lento del cortejo que viene marcado principalmente por el de los pasos de los cargadores. (ISLAPASIÓN).

Galerías: