Las tres y media de la tarde en el reloj. Los móviles se movían a velocidad de vértigo. En Cádiz se habían retrasado en una hora las salidas procesionales, en Jerez también. Pero no llovía. Sobre La Isla un manto de nubes y un viento desagradable. Ese era el panorama a media hora de la salida de la Hermandad de Cristo Rey.

Así se cerraba el acceso por Marqués de Ureña, con esta sensación. Ya dentro de la capilla del colegio de La Salle todo eran caras de felicidad y tranquilidad. Mucha tranquilidad. Unos minutos antes de las cuatro de la tarde el pregonero de la Semana Santa de 2018, Juan José Castiñeiras, abría las puertas a una nueva Semana Santa con la apertura de los portalones de La Salle.

Y fue abrir las puertas y entrar un sol de primavera. Temperaturas cercanas a los 20 grados y una tarde, una tarde de Domingo de Ramos. Así comenzaban a salir los primeros hebreos mientras en el interior ya comenzaba la maniobra con el paso de Cristo Rey que se levantaba por vez primera. La primera levantá correspondió al Arcipreste de la ciudad, el Rvdo. P. Gonzalo Núñez del Castillo, por este nombramiento en el último año.

Comenzaba el primer palo de la cuadrilla a pisar la rampa metálica para mostrar a esos rayos de luz el rostro de Cristo Rey. Un misterio con novedades en talla y bordados así como en el agarre de la burra que se muestra con un diseño más cuidado y con la inclusión de campanas.

La Agrupación Musical ‘Lágrimas de Dolores’ ponía el apartado musical en una jornada en la que no faltó nada.

El paso por Carrera Oficial a su hora. El de Siete Revueltas también sin sobresaltos y disfrutando cada una de las marchas interpretadas. Y de Siete Revueltas a Héroes de Baleares y de allí a una muy concurrida recogida con el tradicional encuentro.

Las cuadrillas de cargadores sin tantos excesos como en años anteriores –menos brusquedades- y en el apartado de las bandas sin duda el alto nivel de Lágrimas de Dolores un año más y el repertorio tan de Domingo de Ramos y que tanto gusta de la Banda del Nazareno.

Sin duda una jornada espléndida en todos los sentidos junto a Cristo Rey y la Virgen de la Estrella. (ISLAPASIÓN).

Galerías: