La madrugada del Viernes Santo del 250 aniversario de Nazareno no será una más. O eso pretende su junta de gobierno. La salida procesional se llenará de gestos, matices y momentos que la convertirán también en un simbólico recorrido a lo largo de la historia de la hermandad. Ayer se dieron los detalles aprovechando también el anuncio de la concesión de los dos nuevos títulos que se incorporarán al nombre de la cofradía: los de "Muy Antigua" y "Santa Cruz en Jerusalén", como desveló su hermano mayor, Miguel Ángel Cruceira, en una fecha tan señalada como la del Viernes de Dolores.

El aniversario aportará un plus a la salida, la revestirá de "un sentido especial", como advirtió, por su parte, el fiscal y jefe de procesión de la hermandad, José Fernández Mora. Y eso se podrá presenciar en varios detalles. Uno de ellos -especialmente vistoso- será el regreso de las clásicas representaciones de todas las hermandades, antigua costumbre ya en desuso. O la participación en el cortejo del hermano número 1 de la corporación, Antonio Galán, junto a algunos de los miembros más veteranos y con mayor antigüedad de la nómina. También estarán varios de sus antiguos hermanos mayores: Antonio Núñez, Juan Gómez y Marco A. Serván.

Aunque lo más señalado serán los distintos hitos que la hermandad se marcará a lo largo de su recorrido. El primero -a la altura de la calle Las Cortes con Cervantes, en el antiguo número 13- que fue la casa de las camaristas, las hermanas Trigo, donde durante décadas "residió" la dolorosa titular de la hermandad hasta pasar al altar que actualmente tiene en la Iglesia Mayor (1977). "La Virgen estaba allí siempre, solo salía para la procesión y los cultos", recordó Fernández Mora. De ahí el momento especialmente significativo que se vivirá cuando el palio de la Virgen de los Dolores pase por allí. Miembros de la familia Trigo han sido invitados a acompañar a la hermandad en este momento tan emotivo.

No será el único. El siguiente hito del itinerario llegará en la capilla del colegio de las Carmelitas, donde la hermandad realizará su estación de penitencia este año. Con ello se pretende también recordar un momento histórico como fue la agitada Semana Santa de 1935, en la que solo procesionaron dos hermandades, la de Vera Cruz y la de Nazareno. "Solo salió la imagen del Nazareno y ha sido además la única ocasión en la que los hermanos procesionaron sin túnica. Llegaron hasta la capilla del colegio para hacer la estación de penitencia y regresaron", apuntó el fiscal de la hermandad.

La Pastora, donde se emplazan las hermandades de Huerto y Ecce Homo, que andan ambas de aniversario, será también otro de los momentos más especiales del recorrido de Nazareno, si bien la parroquia permanecerá cerrada en esos momentos.

También su paso por la antigua calle Maldonado -hoy Escultor Alfonso Berraquero- al que se recordará en las primeras horas de la mañana del Viernes Santo. Igualmente, se rendirá homenaje al Beato Spínola al pasar ante su busto en Capitanía. Y poco antes de su recogida, en la calle Real, se vivirá uno de los momentos más especiales cuando la cofradía pase por el lugar en el que estuvo el antiguo Mesón del Duque, donde cuenta la leyenda cofrade que se encontró a la imagen del Nazareno hace más de dos siglos y medio. También se pretende imprimir otro sello a la recogida desde el interior para darle un carácter más solemne con una oración de acción de gracias. (ISLAPASIÓN).