No pudo ser. La lluvia impidió otra jornada de Vía-Crucis en La Isla. Y el primero en suspender su salida a las calles de la ciudad fue el presidido pro el Santísimo Cristo del Perdón.

La Junta de Gobierno que encabeza Iván Baliña tenía claro que, aunque la probabilidad de lluvia bajaba con respecto avanzaban los días, no iban a exponer a un riesgo medio al Santísimo Cristo restaurado hace tan solo unos años.

Por tanto tras la misa de siete de la tarde se rezó en el interior de la Parroquia de la Inmaculada Concepción las distintas estaciones del Vía-Crucis quedando el Santísimo Cristo expuesto en el túmulo bajo la Virgen de la Paz.

Los cofrades del Perdón deberán esperar al Jueves Santo para pasear a su Cristo por las calles del barrio en una nueva jornada en busca del centro de la ciudad. (ISLAPASIÓN).

Galerías: