Desde la noche de ayer se puede ver el paso de templete de la Orden Seglar de los Siervos de María completado con los candelabros de guardabrisas que ha ejecutado el tallista Manuel Oliva y que vienen a completar este retablo artístico para la Virgen de los Dolores.

Un trabajo en el que se admira una mejora sustancial en la talla y las características propias del trabajo de Manuel Oliva que será plasmado en los próximos años en la talla de respiraderos y canastilla. 

Gran avance por tanto para un paso que durante algunos años paró su talla y que ve en el cambio a Manuel Oliva la solución a este estancamiento. (ISLAPASIÓN).