La Hermandad de la Expiración trasladó en la tarde-noche de ayer sus dos pasos desde el almacén de la hermandad hasta la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco.

Aunque las cuadrillas estaban citadas a las ocho de la tarde la del palio de la Esperanza comenzó antes su preparación puesto que se habían montado los doce varales y el palio como prueba de la nueva mesa.

En esta prueba -en el traslado hacia el templo- se pudo ver un movimiento demasiado acentuado del paso de palio de la Virgen de la Esperanza que ya los cofrades de la Expiración se afanan en aminorar.

El paso del Cristo de la Expiración aún saliendo más tarde del almacén entró antes en la parroquia castrense. (ISLAPASIÓN).

Galerías: