Si en la jornada del lunes era el paso de la Virgen de la Trinidad el que llegaba a la Iglesia Mayor en la jornada de ayer, martes, fue el turno del paso de Jesús Cautivo y Rescatado de la Archicofradía de Medinaceli.

A la hora que la cuadrilla estaba citada -cuatro de la tarde- el tiempo parecía estable pero poco minutos después una gran tormenta hizo aplazar durante al menos una hora el comienzo del traslado de este paso.

Ya con la estabilidad meteorológica una cuadrilla de la JCC trasladó el paso que se pudo ver en su esplendor con el estreno de una nueva fase de dorado.

Los cofrades de Medinaceli trabajan por tanto para preparar, ya en la Iglesia Mayor, los detalles de un nuevo Lunes Santo. (ISLAPASIÓN).

Galerías: