Los escolares del colegio Miramar han sacado hoy a partir de las diez de la mañana su particular procesión de Semana Santa por la calle Real. Un recorrido que ha discurrido entre el colegio y la Iglesia de San Francisco dando la vuelta en sentido contrario y recogiéndose una hora después.

El cortejo estaba formado por penitentes con capirotes, monaguillos, pequeñas de mantilla, capataces, aguadores, músicos y cargadores... hasta una representación de sacerdotes y acólitos.

Una procesión muy completa que ha tenido marchas procesionales, encuentro en la recogida y hasta saetas. Todo organizado por profesores del centro que han acompañado a los más pequeños en esta mañana en la que ha salido el sol y se ha podido disfrutar de forma plena.

Tan similar ha sido a una procesión de las que veremos a partir del próximo domingo que los padres, madres, tíos, tías, abuelos, abuelas y demás familiares de los pequeños no han querido perdérselo acompañando en todo momento a esta representación de una procesión de Semana Santa. (ISLAPASIÓN).

Galerías: