Es uno de los actos que se solía hacer en la misma jornada del Domingo de Ramos cuando el pregonero abría las puertas de la capilla del colegio de La Salle para que la cofradía lasaliana comenzara su procesionar por las calles de La Isla.

Para darle una mayor importancia al acto y no entorpecer con el discurrir de la cofradía la hermandad desde el pasado año pasó este acto a la jornada del Domingo de Pasión. Fue el acto previo a acudir al Teatro por parte del pregonero. 

El Hermano Mayor de la cofradía lasaliana entregó enmarcada la llave de la capilla al pregonero en presencia de la Virgen de la Estrella que se encontraba en Besamano. (ISLAPASIÓN).