El Santísimo Cristo de la Redención estuvo expuesto ayer sábado coincidiendo con el tercer día del Triduo que los hermanos de la Soledad celebran en Cuaresma.

El Titular cristífero de la cofradía soleana se encontraba situado como el resto de los días del Triduo en el altar efímero montado por la hermandad y que ya es habitual en los últimos años.

La persistente lluvia durante toda la jornada mermó el número de fieles que cada año suelen acercarse a esta celebración de culto interno. 

La Hermandad de la Soledad finalizará hoy, Domingo de Pasión, estos cultos con la celebración a las once de la mañana de la Solemne Función Principal. (ISLAPASIÓN).

Galerías: