La Junta de Gobierno de la Hermandad de los Afligidos reunida ayer decidió que el próximo Lunes Santo una de las velas de su paso de misterio lleve dibujado un pez -en estructura lineal- como recuerdo a Gabriel Cruz niño de 8 años asesinado en Níjar (Almería).

Con este gesto simbólico la cofradía del Lunes Santo del barrio del Santo Cristo quiere posicionarse en contra del maltrato infantil así como condenar públicamente la muerte de este menor. (ISLAPASIÓN).