Durante toda la jornada de ayer -y desafiando al mal tiempo- fueron muchos los cofrades que se acercaron a la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco para venerar al Cristo de la Salvación, Titular cristífero de la Hermandad de la Caridad.

Un Besapié con el que concluyeron los cultos que desde el pasado jueves venía celebrando esta corporación y que en el apartado ceremonial finalizaron con la Solemne Función celebrada al mediodía.

El Santísimo Cristo de la Salvación se exponía bajo el altar efímero montado por la cofradía del Martes Santo junto a su altar de diario en el que en estos días se ha podido ver a Santa Elena. (ISLAPASIÓN).

Galerías: