María Santísima de las Penas, Titular de la Hermandad de Humildad y Paciencia, estuvo expuesta ayer a la veneración de los fieles en devoto Besamano durante toda la jornada.

De esta manera por segundo año consecutivo, y tras la reforma de los cultos a la Santísima Virgen, este acto pasa del mes de septiembre a la Cuaresma en el domingo previo al Domingo de Pasión en el que se podrá contemplar también en la Parroquia de San Servando y San Germán el Besapié al Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia. 

La hermandad, tras el Besamano a su Titular mariana, prepara ya el Triduo que se celebrará a partir del jueves. (ISLAPASIÓN)

Galerías: