Las hermandades del Amor y de la Carretería de Sevilla expusieron a sus Titulares a pública veneración el pasado fin de semana. 

En el Salvador se pudo contemplar el besamanos al Cristo del Amor, que cada año alterna el besar su mano y el pie. El pasado martes comenzó su Quinario, con el altar conmemorativo del cuarto centenario de la hechura del Señor de Juan de Mesa.

Por su parte en la Carretería se puso admirar el Besapié y Besamano a los Titulares de esta clásica hermandad en un altar colmado de belleza. (ISLAPASIÓN).

Galerías: