Las siete hermandades que tienen su sede canónica en la Iglesia Mayor -Columna, Medinaceli, Servitas, Nazareno, Soledad, Rosario y San José- han encargado una nueva rampa de acceso al primer templo de la ciudad para que la misma pueda estrenarse en la próxima Semana Santa.

Este encargo llega debido al deterioro de la actual que ya había dado muestras de su inseguridad en las últimas ocasiones que se había colocado.

Es intención de estas hermandades que la nueva rampa de acceso en madera sea costeada por las propias hermandades del primer templo de la ciudad así como añadir colaboraciones de otras hermandades que también la utilizan: véase el caso de las hermandades de la Vera-Cruz o Misericordia en Semana Santa, así como la del Carmen Coronada con motivo de la participación en el Corpus de la ciudad.

Queda en duda, ya que se ha planteado por algunas voces autorizadas dentro de este grupo de hermandades, si se estipulará una tasa por el uso de la misma por parte de otras hermandades o asociaciones, algo que hasta el momento parece no estar del todo claro y que cuenta también con opiniones contrarias. (ISLAPASIÓN).