La jornada de ayer, Domingo de Pasión, se caracterizó por la gran cantidad de fieles que asistieron a las distintas iglesias para contemplar los Besapiés y Besamanos montados por las distintas hermandades de la ciudad. Con un tiempo que acompañó durante toda la jornada fueron muchos los que desde bien temprano comenzaron a hacer su particular itinerario para visitar a las trece cofradías que exponían a alguno de sus Titulares.

Locales de restauración con colas en la hora del almuerzo tras salir los cofrades del Pregón de la Semana Santa, colas en los principales templos de la ciudad para acercarse a alguna de las Sagradas Imágenes y todo acompañado de una temperatura que hacía factible, quizás deseable, salir a la calle.

En la iglesia de San Francisco la sobrecogedora imagen del Cristo de la Expiración, la Virgen de la Estrella como bajada de su paso de palio que se situaba al fondo de la capilla de La Salle, la Virgen de los Desamparados entre la oscuridad de su capilla y la Virgen del Amor sobre su paso de palio al que accedían los fieles por unas escaleras.

Fueron algunas de las imágenes de la jornada de ayer que se completaba con la Virgen de las Angustias también en la Sagrada Familia, la blancura de la Virgen de la Paz a los pies del Cristo del Perdón, el Cristo de Humildad y Paciencia en la Ardila, el siempre impecable montaje del Santo Entierro para el Besapié del Cristo Yacente, los de Vera-Cruz y Afligidos en el Santo Cristo, Trinidad en la Iglesia Mayor o el de la Virgen de la Salud, el más antiguo que se celebra en esta jornada, en la iglesia de la Divina Pastora. (ISLAPASIÓN).

Galerías: