Exigente. Así se podría calificar a priori el programa que la Banda de Música de San José Artesano presentaba para su séptimo concierto con motivo de la festividad de Santa Cecilia. Siete años en los que poco a poco se ha ido aumentando el nivel de exigencia de sus músicos.

Un concierto que llenó el Teatro Las Cortes el pasado domingo en una apuesta decidida por la cultura musical. Un concierto en el que se notó sobradamente la insistencia en su preparación previa y en el que se pudo escuchar a la formación musical con y sin algunos músicos invitados para la ocasión.

Comenzó el espectáculo con una brillante interpretación del pasodoble Los Barbas, de Ferrer Ferrán seguido de la primera pieza complicada, Scheherazade, de R. Korsakov.

Del resto del programa destaca la dificultad entre otras de la La Marcha eslava de Tschaikovsky o El príncipe Igor, las danzas guerreras de Aleksandr Borodin, como remate final.

Aunque como extra a este programa quedaba aún los "Destellos del alba" un vals también de Ferrer Ferrán eso sí con la complicación en este caso para el público que tuvo que seguir la coreografía que se indicaba desde la dirección de la banda.

Un concierto entretenido, exigente y resuelto de manera más que satisfactoria. Sin duda un buen punto final para la Semana de la Música. (ISLAPASIÓN).

Galerías: