En la noche de ayer la Hermandad de Humildad y Paciencia organizó el anual Vía-Crucis que en este penúltimo viernes de Cuaresma realiza por las calles del barrio de la Ardila presidido por su Titular, el Santísimo Cristo de la Humildad y Paciencia.

La cofradía estuvo arropada por un buen número de cofrades y vecinos del barrio que como de costumbre acudieron a acompañar al Titular de la hermandad en un ambiente de silencio y recogimiento nada comparables al bullicio y algarabía que caracteriza a esta corporación en su salida del Domingo de Ramos.

Sobre un pequeños paso sobre ruedas la imagen del Cristo que tallara Aflonso Berraquero fue visitando algunos de los enclaves más significativos de este peculiar barrio de la periferia isleña.

Tras el Vía-Crucis la hermandad prepara ya a poco más de una semana todos los detalles que configuren una nueva salida procesional. (ISLAPASIÓN).

Galerías: