La cuadrilla de hermanos cargadores de la Hermandad de las Tres Caídas se ha desplazado hoy hasta Sevilla para recoger el paso de misterio de esta cofradía del Jueves Santo tras los trabajos de ensanche del mismo que se han llevado a cabo en la capital hispalense.

Tras estos trabajos el paso de misterio tiene un ancho de 2,65 metros que supone el máximo de los que se contemplan en la Semana Santa de San Fernando y por poner una comparativa 15 centímetros más de ancho que el paso de Nuestro Padre Jesús de las Tres Caídas de la sevillana Hermandad de la Esperanza de Triana.

Con este ensanche, en la mesa y el canasto, varía también la distribución de los cargadores en los palos puesto que el paso pasa a tener a seis cargadores por palo, en total con los nueve palos, 54 cargadores que estarán bajo Jesús de las Tres Caídas en cada trepá el próximo Jueves Santo.

Será la primera vez que un paso en San Fernando lleve seis cargadores por palo sin el uso del "medioganchete".

Este ensanche del paso vendrá a dotar de un mayor espacio para el futuro misterio de las Tres Caídas. Estas labores se han llevado a cabo en el sevillano taller de José Antonio García Flores quien continúa el trabajo que comenzara Manuel Guzmán Fernández. (ISLAPASIÓN).

Galerías: