Gracias a un grupo de hermanos de la cofradía de la Soledad se ha llevado a cabo la restauración de una saya negra de principios del s.XX, de autor desconocido, que se encontraba en un estado de conservación deficiente.

La pieza, de la que no se tienen datos concretos, está realizada sobre un raso de seda en color negro sobre el que se dispone otro segundo tejido decorativo, en este caso un tul negro bordado con lentejuelas y pedrería, todo en color negro. Por sus características, la pieza original puede identificarse como un vestido de fiesta de principios del s. XX el cual se adaptó para poder vestir a la Virgen.

Presentaba un estado de conservación deficiente aunque el perímetro inferior corría riesgo de perderse por completo ya que presentaba acusados desgarros.

Los tratamientos han consistido en microaspiración, para eliminar los depósitos superficiales de suciedad. Humidificación para hidratar las fibras de los tejidos y, así, poder corregir las deformaciones que presentaban Y por último la consolidación. Aquí se han tratado esos desgarros y las pérdidas de material mediante la colocación de soportes puntuales de refuerzo de naturaleza similar al original. De esta forma se frenaron los daños que estaban poniendo en riesgo la pieza.

Todo el trabajo ha sido realizado por la empresa CYRTA dedicada a la conservación y restauración de este tipo de piezas así como bordados. (ISLAPASIÓN).