Como cada 1 de noviembre, la Virgen de la Palma Coronada recorrió las calles de la feligresía del barrio de La Viña de Cádiz entregado como siempre a esta enraizada devoción. 

La procesión salió por la tarde después de que por la mañana se rememorase el maremoto de 1755 y la intercesión de la Virgen aplacando las olas. 

Tras la eucaristía de las nueve de la mañana partió el rosario de penitencia hasta la explanada de La Caleta para la bendición de las aguas. 

Al mediodía tuvo lugar la acción de gracias presidida por el obispo diocesano Rafael Zornoza. En la imagen el paso, que iba acompañado por la banda sanluqueña Julián Cerdán, por la castiza plaza del Tío de la Tiza.

La procesión, con el acompañamiento musical de la banda sanluqueña Julián Cerdán, recorrió el siguiente itinerario: Virgen de la Palma, Virgen de las Penas, Hermano Ignacio, Pinto, Pastora, Rosa, Patrocinio, San Félix, Pericón de Cádiz, Arricruz, Profesor Alcina Quesada, Portería de Capuchinos, Cardoso, Cristo de la Misericordia y Virgen de la Palma. (ISLAPASIÓN).

Galerías: