Lo que hasta hace unos años era una práctica habitual entre las hermandades y cofradías de San Fernando ahora será algo casi imposible. Colocar un azulejo en el centro de la ciudad está prohibido por las ordenanzas del Plan Especial de Protección y Reforma Interior del Casco Histórico -PEPRICH- que no dejan margen de duda sobre esta cuestión.

De momento al menos dos hermandades ya se han encontrado con esta negativa: San José y Caridad. La primera de ellas tuvo que cambiar la intención inicial de colocar el azulejo conmemorativo de su 250 aniversario dentro del recorrido procesional del 1 de mayo y el pasado sábado lo bendecía en una calle del barrio del Santo Cristo.

Y ahora es Caridad que hace tan solo unos días recibía la contestación del Ayuntamiento de San Fernando de forma negativa a la petición que esta corporación realizó en el pasado mes de septiembre para colocar una de estas obras -un azulejo artístico de grandes dimensiones realizado por el artesano Antonio Linares- en la fachada lateral de la parroquia de San Francisco, su sede canónica, con motivo del 75 aniversario fundacional de la misma. 

Esta negativa viene dada por las ordenanzas del Plan Especial del Casco Histórico que impiden la colocación de elementos de estas características desde 2012. La normativa especifica que no se podrán instalar rótulos o azulejos de este tipo que ocupen una superficie mayor de 0,25 metros cuadrados de la fachada.

Ahora la Hermandad de la Caridad junto a los hermanos y devotos que han donado este azulejo deberán buscar una nueva ubicación para el mismo fuera de los límites del Casco Histórico. Esta noticia les llega también en el momento en el que se ha comenzado a retirar el azulejo del Sagrado Corazón de Jesús del Ayuntamiento el que además no podrá ser instalado en otra fachada del centro histórico de la ciudad debido a esta misma normativa. (ISLAPASIÓN).