El multitudinario Triduo a San Judas Tadeo finalizó ayer en la Parroquia Vaticana y Castrense de San Francisco con un Besamanos coincidiendo con el día de su festividad.

Durante estos días muchos ha sido los fieles que se ha acercado a San Francisco para participar de las eucaristías que se han venido celebrando en la que no han faltado flores cada día a las plantas del Patrón de las causas imposibles. (ISLAPASIÓN).

Galerías: